Es de héroes sonreír cuando el corazón llora !

Seguíme ♥

Visitas ♥


Ya no me conformo con una llamada, con un mensaje o una nota, me esta matando la necesidad de verte. Cariño "tu amor es todo lo que yo deseaba".

Dame una oportunidad para demostrarte que amor más sincero
que el mío jamás encontraras, que tratare día a
día enamorarte y absolutamente nada se volverá rutina, dame una oportunidad
de entrar a tu corazón te juro que mi intención jamás
será lastimarte.
Dame una oportunidad para demostrarte que amor más sincero
que el mío jamás encontraras, que tratare día a
día enamorarte y absolutamente nada se volverá rutina, dame una oportunidad
de entrar a tu corazón te juro que mi intención jamás
será lastimarte.

En mis peores momentos, intento no dejar caerme por completo, siento que si lo hago, me fallo a mi misma, intento demostrar que soy dura, que no me quiebro, pero aquellas personas que realmente se acercan a mi, pueden ver en mi cada rotura. Aveces ni el tiempo puede arreglar lo roto, y si lo logra obviamente no sera lo mismo nunca.
Un día comprendí que el silencio dice mas que mil palabras, que estar con alguien no significa que siempre estará junto a ti, que no se debe tomar la mano de alguien que ya solto la tuya, que el amor te lo deben demostrar y no solo darte las sobras de el, que alguien que queremos se le debe desear toda la felicidad del mundo aunque este contigo o este sin ti.

Ser fría, no tener sentimientos, ser superficial, no demostrar ni una pisca de ternura, no decirle te quiero ni amo a nadie, no saber lo que es sentir cariño, ser duro de pensamientos y palabras, demostrar que lo eres y que no te importa nada. No se llama ser malo, se llama evitar tener desilusiones porque cuando fuiste un amor de persona... te hicieron mierda los sentimientos. Sólo eso.

Amor es lo que siento por vos? A ver siento nervios al verte conectado, felicidad con un tan simple 'hola', se me forma una sonrisa gigantesca con un te quiero, me tiemblan las piernas cuando me llega un mensaje tuyo. Esa pequeña timidez que me agarra cuando estas por irte, y siento que no quieres dejar de hablarme, que sos capaz de mandarme un simple icono solo para que te conteste. Esa sensación de necesitarte cuando pasa un día que no te cruzo, que cada noche que me acuesto en mi cama, lo primero que piense, lo primero que imagine, seria tenerte a mi lado, quizás si, sienta amor por vos, quizás sin darme cuenta, me este enamorando, no lo se, solo se que te quiero.

Un día le pregunté a mi conciencia: ¿Por qué no puedo sacarlo de mi mente? Y ella no respondió. Lo olvidé al tiempo, pero luego, cuando me dejó, le pregunté: ¿Por qué es tan imprescindible? Mi conciencia sólo callaba, expectante a más preguntas. Otro día, discutimos. Y yo le pregunté: ¿Por qué me siento tan mal sin él? Y mi conciencia respondió: "No tienes que preguntarme a mi, ya no me utilizas a mí, piensas con el corazón." Confundida, sólo me quedé en silencio. Horas después le pregunté a mi corazón: ¿Por qué no puedo estar sin él? A lo que éste respondió, inquieto "No puedes estar sin él porque dependes de él . Tuviste que acudir a mí desde un principio, desde que lo conociste no piensas con lógica, sólo piensas por él y para él.


Sabes algo? Tengo unas ganas inmensas de volver a verte, de sentirte cerca, mirarte y saber a través de tus ojos que esto es para siempre, que me digas con la mirada lo que no somos capaces de expresar con las palabras. Tengo ganas de contarte, de enseñarte cosas de vos que me vuelven completamente loca. Quiero mostrarte esas cosas que nadie conoce de mi, que solo a vos puedo mostrarte. Quiero que sepas que te amo y que eso nunca, nunca cambiara.

Me gustaría ser capaz de hacerte sentir el dolor que yo estoy sintiendo, no para que sufras y te sientas mal, sino para que veas cómo es, hasta qué punto duele. Ser capaz de hacerte ver que me desilusiona que cometas una y otra vez el mismo error, el que prometiste subsanar tantas veces. Hacerte sentir que duele más una promesa rota que una bofetada, una mentira que otra bofetada, una decepción que otra bofetada más. Te quiero, te quiero mucho y me gustaría que ahora, mientras lloro, me abraces y me digas que no va a haber más mentiras. Y me gustaría creérmelo, e ilusionarme y volver a sentirme viva y llena, y con ganas de hacer mil cosas juntos, con ganas de sonreír como una idiota sólo porque estoy con vos y soy feliz. Y cuando tomo el teléfono para decirte que estoy realmente dolida y que no quiero verte, ni que me llames, se me rompe algo dentro porque sé que esta vez es de verdad. Que esta noche no voy a llamarte como cada noche, que va a ser la primera vez en muchísimo tiempo que no es tu voz lo último que oigo al irme para la cama